Da igual la pelota

Diario deportivo

Home » Argentina 3-Francia 3 (4-2 en penaltis): Messi estampa la deseada tercera estrella

Argentina 3-Francia 3 (4-2 en penaltis): Messi estampa la deseada tercera estrella

7 minutos de lectura

El astro argentino fue decisivo en una final inolvidable que se llevó la selección albiceleste desde los once metros, tras observar cómo Francia logró empatar en los 90 minutos y en la prórroga. Una histórica actuación de Mbappé, autor de tres goles, no fue suficiente para derrotar a un país que vuelve a ser Campeón del Mundo 36 años después

La Final del Mundial es el partido de los partidos. Ese encuentro que todo jugador sueña en disputar alguna vez, y en el que la gloria y la decepción están separadas por detalles casi inapreciables. Argentina y Francia se medían en una final que no solo iba a decidir cuál de los dos conjuntos alzaba con la Copa del Mundo por tercera vez, sino que además estaba en juego el trono entre Kylian Mbappé y Leo Messi. Los actualmente compañeros en el PSG, se disfrazarían de rivales para deliberar si todavía el genio rosarino seguía siendo el mejor o en cambio la máxima estrella francesa se proclamaba nuevo monarca del fútbol mundial.

De hecho, Messi y Mbappé estaban empatados a cinco goles antes de enfrentarse en dicho duelo histórico. El capitán albiceleste además había superado en el registro goleador a Batistuta y Maradona, logrando convertirse en el máximo artillero de la historia de su selección en los Mundiales. Respecto a las asistencias, la leyenda del FC Barcelona había sumado tres por las dos del canterano del Mónaco.

En cuanto al recorrido de ambas selecciones, los galos llegaban a la cita decisiva de Qatar 2022 tras derrotar a Polonia por 3-1, a Inglaterra por 2-1 y a Marruecos por 2-0. Por su parte el gigante sudamericano, en un recorrido más tumultuoso, había vencido a Australia por 2-1, a Países Bajos en penaltis (2-2 en los 90 minutos) y a Croacia por 3-0.

Tan solo encontramos tres precedentes entre ambos combinados en el mencionado torneo internacional. El país del Río de la Plata superó a su hoy rival en el Mundial de Uruguay de 1930 por 1-0 y en el Mundial de Argentina de 1978 por 2-1. Ambos triunfos datan de la fase de grupos. La única victoria de «Les Bleus» fue en la Copa Mundial de Rusia 2018, encuentro que acabó 4 a 3 favor de estos.

Mucho tiempo llevaba Argentina esperando este momento. Nada menos que 36 años. Y cuando ansias tanto algo, la alegría por conseguir ese objetivo se transforma en una euforia que quedará para siempre en el recuerdo. Pues bien, un inmenso Leo Messi pudo contener a un titánico Mbappé, cogiendo así el testigo de un Maradona que desde el cielo observaba como el planeta fútbol volvía a teñirse de azul y blanco.

Desde el comienzo los hombres de Scaloni salieron más confiados y con el propósito de dominar al rival. La entrada de Di María en el once otorgó un dinamismo a su equipo muy difícil de contener por la campeona en Rusia 2018. Precisamente una entrada del futbolista de la Juventus por banda izquierda provocó que Dembelé tuviera que intentar frenarle, algo que hizo pero de forma errónea, ya que un contacto de este por detrás bastó para que el árbitro señalara penalti. Messi rubricó la acción con un tanto muy especial para él, ya que se trataba de su primer gol en una Final de Copa del Mundo.

El 1-0 fue un chute de adrenalina en la bicampeona mundialista, que veía como estaba controlando el partido prácticamente a placer. La imagen de una entregada Francia contrastaba con la confianza y el entendimiento de los oponentes . Sin embargo, es cierto que Lloris no tenía que intervenir demasiado gracias al trabajo defensivo de sus compañeros. Precisamente cuando estos buscaron ir al ataque, un tremendo error de Upamecano provocó una contra entre Julián Álvarez, Mc Allister y Messi que culminó un Di María, de nuevo decisivo en una final como lo hiciera en aquel «Maracanazo» de la Copa América 2021.

Deschamps cambió a Giroud por Kolo Muani y a Dembelé por Thuram en un síntoma de que no le estaba gustando nada lo que sucedía en el terreno de juego. Tras el paso por vestuarios, los finalistas en Brasil 2014 siguieron con las buenas sensaciones con las que habían acabado la primera parte. De Paul y Julián Álvarez probaron a Lloris sin éxito. La más clara del conjunto sudamericano llegó merced de una maniobra de Di María que remató Messi cerca del arco francés.

Argentina tuvo otra ocasión a la contra luego de aprovechar los huecos que dejaban los europeos atrás, pero Upamecano abortó el lance después de una gran conexión entre Messi, Mac Allister y Julián. Acuña entró por Di María, que se marchó con gestos evidentes de agotamiento físico.  Mbappé amenazó con un tiro desde fuera del área en uno los pocos acercamientos de Francia realizados antes del minuto 70. A partir de dicho instante, las entradas de Camavigna, y en especial de Coman,  otorgó a «Les Bleus» un ritmo muy diferente al que habían mostrado hasta ese momento.

Aunque estos revulsivos les iban acercando al gol, el partido estaba un poco en tierra de nadie con una Argentina bien organizada que hasta ahora soportaba sin problemas el empuje del adversario. Sin embargo, un balón largo de Mbappé sería el inicio de una fatídica acción en la que Otamendi derribó a un Kolo Muani que se marchaba solo ante el Dibu Martínez. El ariete parisino colocaría el 2-1 desde los once metros. Dos minutos después Coman le robó la cartera a Messi, y Mbappé logró establecer las tablas en el marcador gracias a una buena pared con Marcus Thuram.

No era un sueño. En dos prácticamente aisladas los gallos habían empatado mostrando una gran efectividad. Los últimos minutos del tiempo reglamentario fueron un total sufrimiento para la selección albiceleste, moralmente destruida por los mazazos que habían supuesto la igualada cuando prácticamente se veían campeones. A pesar de la agonía, Messi pudo volver a adelantar a los suyos en un tiro de supo desviar Lloris.

En la prórroga Francia continuaba acosando a una Argentina tocada mental y fisícamente. Las entradas de Paredes y Lautaro Martínez por unos exhaustos De Paul y Julián Alvaréz volverían a conducir el juego hacia los intereses de Scaloni. Pocos minutos más tarde, Lautaro perdonó tras una enorme jugada entre Messi y Mac Allister; y en el rechace Varane le sacó con la cabeza un gran disparo a Montiel. De nuevo Lautaro no pudo aprovechar un servicio increíble de Acuña con el exterior, ya que un imperial Upamecano salvó «in extremis» el gol cuando el delantero de Inter de Milán se disponía a engatillar hacia la meta defendida por el cancerbero del Tottenham.

Esta confianza impulsó a los albicelestes en la segunda parte del tiempo extra. Un pase que parecía inocente de Montiel fue exprimido por Lautaro, Enzo y Messi, y cuando estaba todo de cara en las botas del autor de las últimas ocasiones erradas, Lloris salvó su disparo pero no pudo con el rechace del 10; que convirtió el segundo tanto en su cuenta, redondeando así su histórica actuación. Francia en un intento desesperado consiguió provocar un penalti que aprovechó Mbappé, empatando así la contienda a falta de dos minutos del final. Dibu Martínez con una gran parada a Kolo Muani salvaría a los suyos en la última acción de la prórroga.

Penaltis. Llegaba el momento del drama. Ahora o nunca. Gloria o fracaso. Messi metería el primero para su país, algo que Mbappé repitió. Coman mordería el polvo debido a una gran atajada del Dibu Martínez, sin embargo no fallaría Dybala. Tchouameni envió fuera su lanzamiento, algo que provocaba que Francia lo tuviera casi perdido. Paredes y Kolo Muani cumplieron con su deber. Montiel tenía la responsabilidad de coronar, y con todo el pueblo argentino empujando, transformó con el alma un penalti que significaba todo. De Diego a Lionel. Casi 40 años más tarde Argentina volvía a ser Campeona del Mundo.

FICHA TÉCNICA

Selección de fútbol de Argentina: Emiliano Martínez, Tagliafico (Paulo Dybala, minuto 120), Cristian Romero, Nahuel Molina (Montiel, minuto 90), Otamendi, Enzo Fernández, Mac Allister (Pezzella, minuto 115), De Paul (Paredes, minuto 101), Messi, Julián Álvarez (Lautaro Martínez, minuto 102), Di María (Marcos Acuña, minuto 63)

Selección de fútbol de Francia: Lloris, Upamecano, Theo Hernández (Camavigna, minuto 70), Koundé (Disasi, minuto 120), Varane (Konaté), Kylian Mbappé, Griezmann (Coman, minuto 70), Tchouameni, Dembelé (Kolo Muani, minuto 40), Rabiot (Fofana, minuto 95), Giroud (Marcus Thuram, minuto 40

Tarjetas: Enzo Fernández (minuto 51), Rabiot (minuto 54), Marcus Thuram (minuto 86), Giroud (minuto 94), Marcos Acuña, minuto 97), Paredes (minuto 113), Montiel (minuto 115), Emiliano Martínez (minuto 125)

Árbitro: Szymon Marciniak. Arbitro VAR: Tomasz Kwiatkowski, Juan Soto Arévalo

Autor: Carlos Sánchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *