Da igual la pelota

Diario deportivo

Home » Badosa: «Me gustaría salir a jugar y que nadie me conociera»

Badosa: «Me gustaría salir a jugar y que nadie me conociera»

4 minutos de lectura
Badosa: "Me gustaría salir a jugar y que nadie me conociera"

Si hablamos de Paula Badosa quizá no sea un figura tan reconocida como Alcaraz o Nadal, pero la pupila Jorge García es actualmente la tercer mejor raqueta en la wta y una de las jugadoras que más ha progresado desde el parón a raíz de la pandemia por covid-19. Un ejemplo de esta mejoría es su tremendo ascenso en ranking, ya que por ejemplo comenzó el año 2020 siendo la número noventa y siete del mundo.

Su buen final de curso, y sobre todo, un impresionante 2021 en el que consiguió dos títulos la auparon hasta el privilegiado top 10. Tan solo cinco meses después ya logró ubicarse en la segunda posición, demostrando así una buena adaptación a la gran evolución que saboreó en los últimos dos años.

A pesar de que ha podido estabilizarse entre las diez mejores del circuito femenino, los últimos meses no están siendo nada sencillos para ella. De hecho ya en las últimas semanas no se la notaba nada cómoda en pista: negativa, ansiosa, con dudas en su juego y sin saber muy bien como gestionar el aspecto mental. Este último apartado precisamente ha sido el clásico enemigo de la española, con el que últimamente se está topando más de lo que le gustaría.

La losa de la presión 

Con el objetivo de expresar el bache emocional por el que está pasando, ofreció una entrevista a la cadena SER en la que ha desvelado los motivos que la están impidiendo disfrutar del tenis. Uno de los grandes retos que todos los deportistas experimentan es la presión, situación a veces nada fácil de gestionar: «No puedo presionarme tanto, estoy viviendo un proceso nuevo para mí y me siento muy expuesta. Eso hace que tenga la necesidad de ganar siempre y me sienta responsable por ser la número 3 del mundo. Vengo de un pueblo, soy una chica a la que encantaba hacer deporte y no sabía que el tenis acarreaba todo esto. Sé que soy muy afortunada por dedicarme al tenis, pero es que cada cosa que hago en la pista o fuera de ella tiene repercusión. Me gustaría salir a una pista y que no me conociera nadie, estar en segundo plano».

Esta ansiedad se junta con sus complicaciones para tratarse bien en pista: «Quizás en mi caso tiendo a ver lo negativo, estoy trabajando más en ver las cosas positivas. Cuando me entra el miedo me cuesta parar mi cabeza y es un momento difícil para mí. Es un reto que estoy aprendiendo poco a poco »

Asimismo hablo sobre cómo debe superar la difícil situación que está afrontando, bromeando incluso con la desesperación que siente en muchos encuentros: «Pienso que cuando no estoy en un momento con tanta confianza me queda lo que depende mí: trabajar muy bien, estar preparada para el partido, y ahí rezar un poco. No soy creyente pero a ver si me entran todas las pelotas de una vez».

Atrapada por las redes

Por otra parte, también admitió los problemas que ha experimentado con las redes sociales: «Recibo insultos, amenazas, hay mucha gente desequilibrada que tiene un problema serio. Estuve en una crisis con las redes sociales hace unos meses y ahora he limitado mucho la utilización, no puedo ver ni quién me menciona». Aunque es consciente de que ha tenido dificultades para lidiar con ciertos comentarios, parece haber encontrado un método útil para evadirse: «El gran problema es que cada cosa que he leído me lo he tomado muy personal. Soy muy emocional y visceral, me ha costado mucho llevar esos comentarios. Últimamente intento tomármelo de forma irónica, sarcástica, algo que también forma parte de mi carácter».

Críticas a la prensa deportiva

Otro aspecto destacado de la entrevista fue cuando reprobó el papel de los medios hacia el tenis femenino:» La prensa deportiva no está en su mejor momento en ese aspecto, es casi más prensa rosa que deportiva. Pienso que en el tenis femenino es más complicado porque las críticas dicen que estás descentrada, si tienes algún acuerdo de marketing te dices que no rindes… Eso no lo veo en el lado masculino. Por eso yo también me he alejado un poco de ese mundo».

Futuros retos y fantasmas del pasado

Para finalizar nos dejó una interesante reflexión sobre si siente temor de que se repita la angustia que vivió en otras etapas: «Ese es un miedo que siempre está ahí. Me lo plantee incluso cuando gané Indian Wells. Pienso que el tenis te lleva tanto al límite, es tan mental, que siempre tienes ese miedo. Al final somos resultadistas, tu confianza va un poco en función de los resultados. El objetivo en mi carrera tenística es que gane o pierda esté igual como persona y como profesional».

Ostrava en el horizonte

Con el objetivo de cambiar la dinámica Badosa disputará el WTA 500 de Ostrava, torneo que comenzará mañana en la ciudad checa de idéntico nombre. Debido a su condición como cabeza de serie evitará saltar a la pista en primera ronda, sin embargo en segunda se podría enfrentar con Kvitova, jugadora a la que derrotó en la pasada edición de Wimbledon. Dicho certamen contará con participantes de la talla de Swiatek, Sakkari, Raducanu o Kontaveit.

 

daigullapelota.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *