Home » El Arsenal vuelve a ilusionar

El Arsenal vuelve a ilusionar

El aficionado “gunner” por fin sueña, por fin tiene algo a lo que agarrarse, y es que el Arsenal ya tiene un proyecto ambicioso, un proyecto en el que aspiran a clasificarse a la Champions e incluso a ganar alguna copa.

En la temporada 21/22 hubo un punto de inflexión, y es que el conjunto dirigido por Mikel Arteta cambió por completo la política de fichajes. De fichar a jugadores veteranos venidos a menos que cobraban grandes sueldos como David Luiz, Sokratis, Willian, Lichtsteiner, Cech… a ir a por savia nueva a base de jugadores como Ramsdale, Saliba, Tierney, Gabriel Magalhaes, Ben White, Zinchenko, Tomiyasu, Odegaard, Thomas, Fábio Vieira, Lokonga, Gabriel Jesus, Martinelli, Marquinhos… y canteranos muy prometedores como Bukayo Saka, Smith Rowe, y Nketiah. Todos ellos son futbolistas acordes con el estilo de juego que quiere proponer el entrenador español.

La confianza de la directiva con Mikel es máxima, clara muestra de ello es la libertad total que le han dado para fichar. Vamos a repasar las piezas clave que conforman al equipo londinense:

Aaron Ramsdale: el arquero inglés llegó desde el Bournemouth a cambio de 24 millones de libras. Fue un fichaje que dejó serias dudas por la gran cantidad que se pagó por él, teniendo en cuenta que venía de un equipo recién descendido a Championship donde encajó un total de 63 goles en la anterior campaña en Premier League, y en su anterior experiencia en primera con el Bournemouth digamos que no fue muy diferente, ya que recibió 62 tantos. Llegaba para sentar a Bernd Leno, portero que venía de completar unas campañas que dejaron bastante que desear, con errores garrafales a raíz de su desconfianza y además sin tener una gran habilidad con el balón en los pies, cosa la cual pedía Arteta. Ramsdale se adaptó a la perfección e hizo una gran temporada, con increíbles exhibiciones como la que dejó en el King Power Stadium ante el Leicester City.

Gabriel Magalhaes: otro jugador que encajó como anillo al dedo en el esquema de Mikel. El brasileño de 24 años llegó desde el Lille a cambio de 27 millones de libras con la idea de ser uno de los centrales que completaran la reforma total de la zaga “gunner”. Notable temporada, aunque fue de más a menos. Central contundente pero rápido, con poderío aéreo, cobertura a la espalda, defensa de centros laterales, defensa en espacios reducidos y salida del balón.

Ben White: el inglés de 24 años que llegó desde el Brighton por 50 millones de libras es exactamente lo que busca Arteta en un central: salida de balón y capacidad para jugar a campo abierto sobresaliente, además de ser un jugador muy versátil, cosa que demostró con las “gaviotas” jugando a veces en el doble pivote y en esta presente campaña jugando de lateral debido a la baja de Takehiro Tomiyasu.

William Saliba: el francés de 21 años llegó procedente del Saint-Étienne por 27 millones de libras en la temporada 19/20, pero no tardó en irse cedido a su anterior club porque el entrenador español le veía muy verde y no le iba a dar los minutos que un jugador de su edad necesitaba. Y así estuvo durante dos años más, el primero en el Niza, club en el que llegó en el mercado invernal y en el que cuajó una temporada notable, y la siguiente temporada dando un salto de nivel en el Olympique de Marsella, donde definitivamente explotó, haciendo una grandísima temporada siendo uno de los mejores centrales de la Ligue 1. Y ahí cambió todo, porque pasó de ser un central prometedor pero que seguramente no encontraría un sitio en el once inicial por el gran rendimiento que ofrecía la zaga formada por Gabriel y Ben White, a ser una auténtica bestia con una madurez impropia de un jugador de su edad. Defensa rápido y contundente con un notable juego aéreo y salida de balón, gran físico para robar y buena lectura de juego. Su increíble rendimiento en Marsella ha hecho que, por el momento, sea indiscutible para Mikel, dando un rendimiento notorio en sus primeros pasos en la Premier, incluso anotando un gol. Todo apunta a que será uno de los jugadores revelación esta temporada.

Thomas Partey: el ghanés llegó procedente de Atleti por 42 millones de libras para ser el 5 del Arsenal. El jugador de 29 años se caracteriza por su capacidad para organizar el juego, pase filtrado preciso de larga distancia para sus compañeros, pase vertical para romper líneas, buena colocación y fuerte en los duelos individuales. Primordial.

Martin Odegaard: procedente del Real Madrid por tan solo 29 millones de libras. Cualquier ataque pasa por los pies de este chico noruego. Estrella y líder absoluto, por eso el noruego se ha ganado el brazalete de capitán con tan solo 23 años. Gran capacidad para romper líneas, precisión de cirujano en sus pases para generar a su compañero la mayor ventaja posible, gran comprensión del juego muy difícil de alcanzar teniendo su edad, ataques muy dinámicos. Tácticamente superior.

Bukayo Saka: la joya de la cantera “gunner”. El inglés de 20 años debutó con 17 en un Arsenal que estaba pasando por un mal momento, y tanto él como Smith-Rowe con 19 consiguieron sacar la situación adelante, adquiriendo así una madurez precoz. Extremo explosivo con una gran lectura de juego que cada vez llega a la portería rival con más facilidad, prueba de ello es que fue el máximo goleador del equipo en la temporada pasada. Jugador muy polivalente y disciplinado, ha jugado de lateral y en la medular y siempre con el ansia de seguir aprendiendo. Fuera de serie.

Gabriel Jesus: procedente del Manchester City por 45 millones de libras. Aunque haya jugado poquísimos partidos podemos confirmar lo que pensábamos: se ha adaptado a la perfección. Dos goles y tres asistencias en tres partidos y la sensación de liderazgo e iniciativa que ya transmite en cada ataque han sido suficientes para ganarse a la afición. Jugador moldeado por el maestro de Arteta, Pep Guardiola, y de sobras conocedor del jugador, ya que coincidió con él en su etapa de segundo entrenador en el conjunto “skyblue”, siendo la mano derecha del catalán. El ariete brasileño de 25 años es otro que también puede gozar de una gran polivalencia, teniendo experiencia en los extremos y sobre todo en punta. Jugador combinativo y ágil, la definición no es su fuerte pero lo sabe suplir con su gran capacidad para generar espacios para él y para el resto, justo lo que necesitaba este Arsenal.

El dibujo táctico no parece que vaya a cambiar mucho respecto a lo que hemos podido ver estas últimas temporadas y todo nos hace indicar que seguirán optando por la formación 1-4-2-3-1, conformándola así:

(con la baja de Tomiyasu)

Ramsdale; Zinchenko, Gabriel, Saliba, Ben White; Xhaka, Thomas; Martinelli, Odegaard, Saka; Gabriel Jesus


(con Tomiyasu disponible)

Ramsdale; Zinchenko, Gabriel, Ben White, Tomiyasu; Xhaka, Thomas; Martinelli, Odegaard, Saka; Gabriel Jesus


Y para finalizar quería hacer una mención especial a Mikel Arteta, que sin duda es la razón por la cual este proyecto tiene sentido. Hombre de la casa que su estilo de juego está claramente inspirado en el de Pep y que todo apunta a que será su sucesor. Un entrenador jovencísimo y prometedor como este Arsenal, que de momento aún no puede luchar cara a cara contra el Manchester City y el Liverpool, pero parece que ese es el camino, el de volver a luchar por grandes cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.