Home » Hayley Ladd, la pieza clave del United de Skinner

Hayley Ladd, la pieza clave del United de Skinner

Hay jugadores en el fútbol cuya contribución no se trata tanto de lo que pueda hacer a nivel de incidencia en el juego de manera directa, sino el hecho de que su presencia mejora a sus compañeros y por ende conlleva a un mejor rendimiento colectivo. Son esos famosos «cracks en las sombras» que imperan en lo colectivo y que todo entrenador te dirá que son esenciales para un funcionamiento correcto y efectivo.

Y si volteamos la mirada al equipo femenino del Manchester United, podemos encontrar el arquetipo de ese perfil de jugador en la mediocampista galesa Hayley Ladd.

Cuando el United comenzó esta temporada con su nuevo entrenador, Marc Skinner (exBirmingham y Orlando Pride), los resultados dejaron un poco que desear y las actuaciones eran más de lo mismo. Si bien es cierto que jugadoras como Ella Toone y Alessia Russo, entre otras, se destacaron a nivel individual, la realidad es que a las Red Devils les faltaba funcionamiento colectivo, especialmente en la mitad de la cancha donde se veían expuestas en el retroceso defensivo y jugadoras como Lucy Staniforth y la capitana Katie Zelem no gozaban de un buen rendimiento individual.

Ahí es cuando Hayley Ladd hizo acto de presencia y todo cambió para el United.

Proveniente del Birmingham City en el verano del 2019 y votada la Jugadora del Año esa misma temporada, Ladd es una favorita de los aficionados y es fácil de entender por qué: es una mediocampista defensiva con un posicionamiento y lectura del juego envidiables, sin mencionar que es altamente consistente y lo ha hecho mientras mantiene un bajo perfil. Y no tiene problemas con ensuciarse si es necesario. En muchos niveles, es un sueño para un entrenador de fútbol.

Todo esto hace aún más inexplicable que Marc Skinner no le haya dado ningún arranque de titular en los primeros cinco partidos de esta temporada en la Women’s Super League, especialmente cuando consideras el desbalance del mediocampo y la incapacidad de proteger ventajas del equipo en varios de esos encuentros. El entrenador ha argumentado que la jugadora ha necesitado tiempo para adaptarse a las demandas de su estilo de juego y si bien eso es debatible, no se pueden discutir con los resultados: el United lleva 18 goles en los últimos seis partidos y 0 goles recibidos, lo que es la mejor racha defensiva de la historia del equipo femenino hasta el momento.

Obviamente es un logro colectivo, pero la importancia e influencia de Laddinator, como es cariñosamente apodada por los aficionados del United, no puede ser menospreciada: su excelente posicionamiento defensivo le ha permitido a las laterales del equipo, Ona Batlle y Hannah Blundell, tener mayor incidencia a la hora de atacar puesto que hay mayor balance en todas las facetas del juego; esto también ha tenido un impacto en Katie Zelem, quien se ha beneficiado de tener una contención natural y eso se ha reflejado en los tres goles y cuatro asistencias de la capitana de las Red Devils en los últimos siete partidos. Y ni hablar de lo beneficiada que se ha visto la defensa del equipo con su rendimiento.

Se hace mucho énfasis en el fútbol con los jugadores que sobresalen por sus goles o por lo vistosos que son a la hora de jugar, pero poca relevancia se le da a los futbolistas que tienen sus fundamentos excelentemente desarrollados, que entienden el juego y se enfocan en hacer las cosas esenciales de buena manera para ayudar a sus compañeros. Hayley Ladd es ese tipo de jugadora.

Tal vez no es la mejor futbolista de la plantilla, pero es ciertamente la más importante.

Autor: Kevin Tanza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.