Han pasado ya m醩 de 96 horas desde que el Real Madrid levantase en tierras parisinas, frente a Mbapp, la decimocuarta Champions League de su gran historia. La quinta en 9 a駉s.

El Real Madrid, dirigido por Carlo Ancelotti, y guiado por la vieja guardia de Kroos, Modric, Casemiro, Carvajal y Benzema, ha conseguido levantar otra copa de europa m醩. Sin dudas, en el a駉 en que m醩 dif韈il y m醩 imposible parec韆 hacerlo, el conjunto blanco una vez m醩 se ha sobrepuesto a todo y a todos para salir ganador de una competici髇 donde los merengues se transforman.

Todo esto, en un a駉 donde el club de Concha Espina estaba sufriendo una regeneraci髇 de la plantilla tras las llegadas de j髒enes como Camavinga y tambi閚 de nuevas caras como Alaba tras salidas de leyendas como Varane, Sergio Ramos o Cristiano Ronaldo.

Karim Benzema y Vinicius JR, cogieron el relevo de un CR7 que dej un gran vac韔, ya lleno, tras su salida a駉s atr醩. Tambi閚 ha resultado beneficioso el relevo de los centrales, algo que muchos auguraban traum醫ico y que contrariamente ha apuntalado la defensa.

El fichaje de Alaba ha sido estrat間ico y el austriaco ha demostrado que cuadra perfectamente con los valores del club, tanto que parece ser un aficionado m醩. Hasta el cambio en la porter韆 fue impecable, con la llegada de un portero como Courtois, que evita cientos de goles al Real Madrid a lo largo de la temporada.

Ancelotti ha logrado una nueva Copa de Europa, la cuarta en su cuenta particular y la segunda con el Madrid, aunque deber seguir haciendo crecer a los j髒enes como Vinicius, Rodrygo, Camavinga o Rodrygo, para que hagan grande al Real Madrid en el futuro.

Est claro, que el Madrid ha vuelto a ganar, en un a駉 donde los petrod髄ares, la mafia y el dinero, parec韆n gobernar en el f鷗bol. A todo ello, el Real Madrid ha hecho justicia remontando eliminatorias en un Bernab閡 m醙ico y levantando la 14癈hampions de su historia, la m醩 dif韈il de todas y la que m醩 ilusi髇 ha hecho a todo el madridismo y los amantes del f鷗bol.

Una vez m醩, el conjunto de Florentino P閞ez, ha sido el Robin Hood, mientras que sigue escribiendo cap韙ulos en su leyenda particular. No intenten comprenderlo, porque no tiene una explicaci髇 razonable, solamente disfrute de el.